PAZ

Las Ciudades Mensajeras de la paz de las Naciones Unidas son ciudades de todo el mundo unidas en la iniciativa patrocinada por las Naciones Unidas cuyo objetivo es promover la paz y el entendimiento entre las naciones.

El movimiento comenzó en 1986 coincidiendo con el Año Internacional de la Paz, cuando 62 ciudades fueron las elegidas entre varios miles. Los representantes de esas 62 ciudades se reunieron el 7 y 8 de septiembre de 1988 en Verdún para participar: «en la construcción de un mundo menos violento y más humano, un mundo de tolerancia y de respeto mutuo que diera paso a una paz basada en la justicia y los derechos humanos y a una mayor comprensión entre las naciones».

El 2 de septiembre 2016, la Asociación Internacional de Ciudades Mensajeras de la Paz aprobó la Declaración de Wielun en Polonia en la que se reconoce el importante papel desempeñado en los medios de comunicación por diferentes personalidades del mundo de la cultura y las artes, al instar a los miembros del Consejo de Derechos Humanos que adoptaran una Declaración sobre el Derecho a la Paz.

Además, la Declaración de Wielun:

1. Acoge con satisfacción la adopción por el Consejo de Derechos Humanos de la Declaración sobre el Derecho a la Paz la cual figura en el anexo de su resolución 32/28 de 1 de julio de 2016;

2. Hace un llamamiento a los Estados miembros que han votado en contra o se abstuvieron en el Consejo de Derechos Humanos a que reconsideren su posición y apoyen ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la recomendación del Consejo;

3. Pide a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 71 período de sesiones, a que adopte por consenso la Declaración sobre el Derecho a la Paz, tal como aparece en el anexo a la resolución 32/28 del Consejo de Derechos Humanos de 1 de julio de 2016;

4. Invita a todos los miembros de la Asociación Internacional de Ciudades Mensajeras de la Paz que en el desempeño de sus responsabilidades como mensajeros de la paz, difundan, apliquen y promuevan la Declaración sobre el Derecho a la Paz.