Fuente: Wikimedia Commons

El 22 de junio de 2017, el Consejo de Derechos Humanos aprobó una resolución sobre el derecho a la paz por mayoría de sus Estados Miembros la cual pide a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos que apoye la organización de un taller de medio día sobre el derecho a la paz con el objetivo de examinar la aplicación de la Declaración sobre el derecho a la paz.

El taller se celebrará a principios de 2018 en Ginebra. El Alto Comisionado presentará un informe sobre el taller, en forma de resumen, al Consejo de Derechos Humanos en su período de sesiones de junio de 2018.

La resolución también destaca lo siguiente :

Toda persona tiene derecho a disfrutar de la paz de tal manera que se promuevan y protejan todos los derechos humanos y se alcance plenamente el desarrollo.

Los Estados deben respetar, aplicar y promover la igualdad y la no discriminación, la justicia y el estado de derecho, y garantizar la liberación del temor y de la miseria como medio para consolidar la paz dentro de las sociedades y entre estas.

Que la paz no solo es la ausencia de conflictos, sino que también requiere un proceso positivo, dinámico y participativo en que se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos, y se garantice el desarrollo socioeconómico,

Por último, la resolución acogió con beneplácito la aprobación por la Asamblea General, en su resolución 71/189, de 19 de diciembre de 2016, de la Declaración sobre el derecho a la paz y recordó que los Estados, las Naciones Unidas y los organismos especializados deben adoptar medidas sostenibles adecuadas para aplicar la presente Declaración, en particular la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Paz sin Fronteras celebra la aprobación de esta resolución ya que da continuidad a un tema de suma importancia para toda la humanidad.

Fuente: Fundación Paz Sin Fronteras