El 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por consenso una resolución que proclamaba el 24 de enero como Día Internacional de la Educación, en celebración del papel de la educación para la paz y el desarrollo.

La resolución 73/25 sobre el “Día Internacional de la Educación”, copatrocinada por casi 60 Estados, demostró la inquebrantable voluntad política de apoyar acciones transformadoras para una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos/as. Al hacerlo, la comunidad internacional reiteró que la educación desempeña un papel clave en la construcción de sociedades sostenibles y resistentes, y contribuye al logro de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que la comunidad internacional dedicó un día especial para celebrar la educación en todo el mundo.

Con miras a mejorar la cooperación internacional destinada a apoyar los esfuerzos hacia la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la resolución hizo un llamamiento a todas las partes interesadas, incluidos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones académicas y el sector privado, individuos y otras partes interesadas relevantes, a observar el Día Internacional de la Educación.

La celebración de este Día ofrece una excelente oportunidad para reafirmar que la educación es un derecho humano fundamental, consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 26) y en muchos otros instrumentos internacionales de derechos humanos. El derecho a la educación es uno de los objetivos clave que sustentan la Agenda 2030.

Paz sin Fronteras desea unirse a la celebración de este Día, ya que entiende que a través de educación se alcanzan sociedades más pacíficas.