Con licencia Creative Commons

El 20 de junio de 1789, los miembros de los Estados Generales franceses para el Tercer Estado, que habían comenzado a llamarse Asamblea Nacional, se reunieron en el llamado Juramento del Juego de la Pelota.

 El juramento significaba por primera vez que los ciudadanos franceses formalmente se opusieron a Luis XVI. En este contexto, la Asamblea Constituyente aprobó el 22 de mayo de 1790, el Decreto de Declaración de Paz en el Mundo, cuyo artículo 1 reconoció que el derecho a la paz pertenece a la nación. Unos días antes, Jérôme Pétion de Villeneuve, diputado y alcalde de París, presentó el 17 de mayo de 1790 este proyecto de decreto sobre el derecho a la paz.

Este momento histórico fue pintado por Jacques-Louis David, que más tarde se convirtió en diputado en 1792, en su espléndida obra conocida como “Serment du Jeu de Paume”. Esta pieza de arte, que se encuentra hoy depositada en el Museo Nacional de Versalles, fue considerada como precursora de los cambios que posteriormente acontecieron tras 1789.

Todos los diputados se presentan mirando hacia Bailly, Presidente de la Asamblea, como un signo de respeto y apoyo unánime.

 Otro personaje importante pintado por David es el conde Mirabeau, quien se hizo famoso por pronunciar el 20 de mayo de 1790 un importante discurso en apoyo del derecho a la paz y la solución pacífica de las controversias entre todas las naciones a través del respeto del derecho público.