El 14 de junio de 2018, se celebró en Ginebra un taller sobre el derecho a la paz de conformidad con la resolución 35/4 aprobada por el Consejo de Derechos Humanos (CDH), mediante la cual decidió convocar, con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un taller de medio día sobre el derecho a la paz, con la finalidad de examinar la aplicación de la Declaración sobre el derecho a la paz.

El Taller fue inagurado por S.E. Sr. Vojislav Šuc, Presidente del Consejo de Derechos Humanos. Tras su intervención, Kate Gilmore, Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos, destacó en su discurso de apertura que la paz no se puede aplicar sin el pleno respeto de todos los derechos humanos y el desarrollo.

En la primera parte, el taller se centró en los medios para construir la paz dentro y entre las sociedades, incluida la igualdad y la no discriminación, la justicia y el estado de derecho y la libertad ante el miedo y la necesidad. Tanto el Embajador Christian Guillermet, antiguo Presidente del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre el Derecho a la Paz (2013-15), como Maya Brehm, Artículo 36, participaron en esta primera sesión.

En la segunda parte, el taller se concentró en las medidas sostenibles asumidas por los Estados, las Naciones Unidas y los organismos especializados destinadas a aplicar la Declaración sobre el derecho a la paz, así como posibles medidas de las organizaciones internacionales, regionales, nacionales y locales y de la sociedad civil para apoyar y ayudar en su implementación. Konstantinos Tararas, UNESCO, y Jennifer Pochat, Fundación Paz sin Fronteras, participaron activamente como oradores principales.

En su turno de palabra, Jennifer describió las actividades realizadas por la Fundación en la promoción del derecho a la paz. Explicó el papel fundamental que jugó un gran grupo de artistas, liderados por Miguel Bose y Juanes, ante las Naciones Unidas. La educación para la paz es un elemento clave para hacer que la paz sea sostenible en nuestras sociedades. Como medidas identificadas para acciones futuras, ella destacó la creación de un foro de paz dentro del Consejo de Derechos Humanos o el uso de las redes sociales.
Finalmente, la tercera parte abordó la tarea universal de educar para la paz, a través de instituciones internacionales y nacionales de educación para la paz, así como la participación de la Universidad para la Paz en la enseñanza, la investigación, la formación de posgrado y la difusión del conocimiento.

Junto con Koumbou Boly Barry, Relator Especial sobre el derecho a la educación, el Prof. Francisco Rojas Aravena, Rector de la Universidad para la Paz hizo hincapié en el papel fundamental de la educación en la promoción y protección de la paz en todo el mundo.

El informe del taller sobre el derecho a la paz será presentado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos que se celebrará en septiembre de 2018.