arte-paz-dominic-alves

El arte puede adoptar formas de expresión que conlleven una dimensión estética o simbólica, o ambas a la vez, utilizando cualquier medio al alcance del ingenio humano.

Debe  ponerse de relieve la función del arte como vehículo para que las personas, sea como individuos o como grupos, se expresen, siendo la creatividad artística un elemento esencial para el desarrollo de culturas dinámicas, lo cual contribuye al buen funcionamiento de la sociedad. Está reconocido que la educación artística fomenta el respeto, la consideración y la comprensión de la expresión creativa y artística, despertando la capacidad creativa y por tanto crítica, desde el arte en los individuos.

 En base a esta premisa, el 23 de marzo de 2017 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó por unanimidad la resolución sobre la «Promoción del disfrute de los derechos culturales de todos y el respeto de la diversidad cultural» mediante la cual se reconoce que el respeto de la diversidad cultural y los derechos culturales de todos fomenta el pluralismo cultural, contribuyendo de esta manera a un intercambio más amplio de conocimientos y a un mejor entendimiento del patrimonio y los antecedentes culturales, promoviendo la aplicación y el disfrute de los derechos humanos en todo el mundo y propiciando relaciones de amistad estables entre los pueblos y las naciones.

Además, las Naciones Unidas reconoce en dicha resolución que el respeto de los derechos culturales es fundamental para el desarrollo, la paz y la erradicación de la pobreza, el fomento de la cohesión social y la promoción del respeto, la tolerancia y el entendimiento mutuos entre las personas y los grupos, en toda su diversidad

La Fundación Paz sin Fronteras es un movimiento de carácter cultural que reconoce que la diversidad cultural y el afán de desarrollo cultural de todos los pueblos y naciones son fuente de enriquecimiento mutuo para el desarrollo cultural de la humanidad y para la paz mundial.